Loading...

sábado, 14 de diciembre de 2013

REGALOS DEL PAPA FRANCISCO PARA 2000 POBRES EN NAVIDAD

El Papa, este sábado, rodeado de niños en el Vaticano.
Los regalos de Navidad del Papa Francisco para 2.000 pobres.
Recargas teléfonicas para móviles, billetes para el autobús y para el Metro, un sobre con un sello del Vaticano ya pegado para enviar por correo una tarjeta de felicitación, un 'christmas' firmado por el Papa... Esos son los regalos de Navidad que Francisco ha decidido hacer llegar, a través del limosnero pontificio Konrad Krajewski, a cada uno de los 2.000 pobres a los que en los nueve meses que lleva como Pontífice ha encontrado o asistido a través de sus 'enviados' de la caridad.
Se trata de regalos eminentemente prácticos con los que quiere demostrar su proximidad con los más desfavorecidos. Las 2.000 bolsas con los regalos navideños del Papa serán distribuidas en los comedores para necesitados gestionados por las monjas de Madre Teresa, a través del limosnero vaticano y de voluntarios.
El regalo de Francisco a los pobres es en sí mismo un ejemplo de solidaridad. Cuenta con el apoyo de la agencia de transporte público de Roma (ATAC), que ha decidido contribuir con 4.000 billetes de Metro y autobús. La Oficina de Correos del Vaticano, por su parte, ha donado los sellos y la Tipografía vaticana ha puesto los sobres.
Bergoglio ha hecho de la solidaridad y el apoyo a los que menos tienen el eje central de su pontíficado, hasta el punto de adoptar el nombre de Francisco en honor de San Francisco de Asís, el santo de los pobres. En varias ocasiones ha dejado claro que quiere "una Iglesia pobre y para los pobres".

Ayuda nocturna para los más necesitados

Además, el limosnero del Papa, el polaco Konrad Krajewski, desveló recientemente el deseo de Francisco de salir con él por las noches para llevar ayuda a los pobres. "Al principio, cuando yo solía salir por la noche por Roma, a veces el Papa me preguntaba si podía acompañarme, y no se daba cuenta de los problemas que se podían crear si se supiera que salía del Vaticano", aseguró el mes pasado Krajewski en una entrevista, en la que también reveló que cuando el Papa decidió nombrarle limosnero apostólico en agosto le pidió que hiciera como él hacía cuando era arzobispo de Buenos Aires: salir personalmente a llevar ayuda a los necesitados.
Krajewski, de 50 años, también señaló que, tras su nombramiento, Francisco le pidió que no se sentara "detrás del escritorio" y que fuera a la calle a buscar a los necesitados. "Te quiero entre la gente para que lleves mi caricia a los pobres, a los desheredados, a los últimos", afirma que le dijo.
La Limosnería apostólica se financia con las donaciones y con los cerca 250.000 euros que cada año se recogen de la venta de los pergaminos bendecidos por el Papa. Krajewski, que ya compró 1.600 tarjetas telefónicas para los inmigrantes de Lampedusa para que pudieran llamar a sus casas, suele salir por las noches acompañado de guardias suizos para llevar ayuda a vagabundos, ancianos, hospicios y comedores.

miércoles, 2 de octubre de 2013

Rueda de prensa Pintores Solidarios.MIYARES


MI COLABORACIÓN CON LOS NECESITADOS SIEMPRE. COLABORO DESDE HACE TIEMPO Y ME SIENTO MUY BIEN CONMIGO MISMO. LES NIMO A QUE VDS.LO HAGAN.UN FUERTE ABRAZO AMIGOS Y VEAN VIDEO.

jueves, 19 de septiembre de 2013

RICOS MÁS RICOS Y POBRES MÁS POBRES, CAUSA DEL VORAZ CAPITALISMO INSTAURADO


"EL CAPITALISMO NO CREE EN LO ESPIRITUAL SINO EN LO MATERIAL"

UN PAPA QUE VIVE EL EVANGELIO E IMITA A JESÚS.EL PAPA DE LOS POBRES

El Papa: “Jamás he sido de derechas.”

“Veo la Iglesia como un hospital de campaña tras una batalla”, declara a la revista de los jesuitas.

El pontífice, crítico con una Iglesia "obsesionada" con el aborto o los matrimonios gais.

"No es posible una injerencia espiritual en la vida personal", dice sobre la homosexualidad.

Durante tres días de finales de agosto, el papa Francisco concedió una entrevista a La Civiltà Cattolica, la histórica publicación de la Compañía de Jesús —en España, ha sido difundida por Razón y Fe—. Durante seis horas divididas en tres días, su director, el sacerdote Antonio Spadaro, conversó con el Papa sobre la situación crítica de la Iglesia, los temas candentes de su pontificado y también sobre sus gustos y pecados. A la pregunta directa de quién es Jorge Mario Bergoglio, responde: “No sé cuál puede ser la respuesta exacta… Yo soy un pecador. Esta es la definición más exacta. Y no se trata de un modo de hablar o un género literario. Soy un pecador”. La entrevista completa, en la que Francisco se muestra crítico con una Iglesia "obsesionada" con el aborto o el matrimonio gay, será publicada por las revistas de la Compañía de Jesús.
Sobre los cambios en la Iglesia, el Papa admite que existe una cierta prisa en empezar a verlos: “Son muchos, por poner un ejemplo, los que creen que los cambios y las reformas pueden llegar en un tiempo breve. Yo soy de la opinión de que se necesita tiempo para poner las bases de un cambio verdadero y eficaz (…). Pero, mire, yo desconfío de las decisiones tomadas improvisadamente. Desconfío de mi primera decisión, es decir, de lo primero que se me ocurre hacer cuando debo tomar una decisión. Suele ser un error. Hay que esperar, valorar internamente, tomarse el tiempo necesario. La sabiduría del discernimiento nos libra de la necesaria ambigüedad de la vida, y hace que encontremos los medios oportunos, que no siempre se identificarán con lo que parece grande o fuerte”.
Dice Jorge Mario Bergoglio que, cuando fue arzobispo de Buenos Aires, tomó la costumbre de consultar siempre sus decisiones: “Esto me ha ayudado mucho a optar por las decisiones mejores. Ahora, sin embargo, oigo a algunas personas que me dicen: “No consulte demasiado y decida”. Pero yo creo que consultar es muy importante. Los consistorios y los sínodos, por ejemplo, son lugares importantes para lograr que esta consulta llegue a ser verdadera y activa. Lo que hace falta es darles una forma menos rígida. Deseo consultas reales, no formales. La consulta a los ocho cardenales, ese grupo consultivo externo, no es decisión solamente mía, sino que es fruto de la voluntad de los cardenales, tal como se expresó en las Congregaciones Generales antes del Cónclave. Y deseo que sea una consulta real, no formal”.
Durante la entrevista, el Papa recuerda su experiencia de gestión, remontándose a los tiempos en que tuvo responsabilidades en la Compañía de Jesús: “En mi experiencia de superior en la Compañía, si soy sincero, no siempre me he comportado así, haciendo las necesarias consultas. Y eso no ha sido bueno. Mi gobierno como jesuita, al comienzo, adolecía de muchos defectos. Corrían tiempos difíciles para la Compañía: había desaparecido una generación entera de jesuitas. Eso hizo que yo fuera provincial aún muy joven. Tenía 36 años: una locura. Había que afrontar situaciones difíciles, y yo tomaba mis decisiones de manera brusca y personalista. Es verdad, pero debo añadir una cosa: cuando confío algo a una persona, me fío totalmente de esa persona. Debe cometer un error muy grande para que yo la reprenda. Pero, a pesar de esto, al final la gente se cansa del autoritarismo. Mi forma autoritaria y rápida de tomar decisiones me ha llevado a tener problemas serios y a ser acusado de ultraconservador. Tuve un momento de gran crisis interior estando en Córdoba. No habré sido ciertamente como la beata Imelda, pero jamás he sido de derechas. Fue mi forma autoritaria de tomar decisiones la que me creó problemas (…). Todo esto que digo es experiencia de la vida y lo expreso por dar a entender los peligros que existen. Con el tiempo he aprendido muchas cosas”.
Sobre el papel que tiene que adoptar la Iglesia en este momento histórico, el papa Francisco es muy gráfico: “Veo con claridad –prosigue– que lo que la Iglesia necesita con mayor urgencia hoy es una capacidad de curar heridas y dar calor a los corazones de los fieles, cercanía, proximidad. Veo a la Iglesia como un hospital de campaña tras una batalla. ¡Qué inútil es preguntarle a un herido si tiene altos el colesterol o el azúcar! Hay que curarle las heridas. Ya hablaremos luego del resto. Curar heridas, curar heridas... Y hay que comenzar por lo más elemental (…). La Iglesia a veces se ha dejado envolver en pequeñas cosas, en pequeños preceptos. Cuando lo más importante es el anuncio primero: ‘¡Jesucristo te ha salvado!”.
Jorge Mario Bergoglio parece tener muy claro el retrato robot de los líderes espirituales que necesita la Iglesia: “Los ministros del Evangelio deben ser personas capaces de caldear el corazón de las personas, de caminar con ellas en la noche, de saber dialogar e incluso descender a su noche y su oscuridad sin perderse. El pueblo de Dios necesita pastores y no funcionarios ‘clérigos de despacho’ (…). En lugar de ser solamente una Iglesia que acoge y recibe, manteniendo sus puertas abiertas, busquemos más bien ser una Iglesia que encuentra caminos nuevos, capaz de salir de sí misma yendo hacia el que no la frecuenta, hacia el que se marchó de ella, hacia el indiferente. El que abandonó la Iglesia a veces lo hizo por razones que, si se entienden y valoran bien, pueden ser el inicio de un retorno. Pero es necesario tener audacia y valor”.
Como en el vuelo papal de regreso de Río de Janeiro, el papa argentino no tiene reparos en hablar de aquellos a quienes la Iglesia ha vuelto la cara: “Durante el vuelo en que regresaba de Río de Janeiro dije que si una persona homosexual tiene buena voluntad y busca a Dios, yo no soy quién para juzgarla. Al decir esto he dicho lo que dice el Catecismo. La religión tiene derecho de expresar sus propias opiniones al servicio de las personas, pero Dios en la creación nos ha hecho libres: no es posible una injerencia espiritual en la vida personal. Una vez una persona, para provocarme, me preguntó si yo aprobaba la homosexualidad. Yo entonces le respondí con otra pregunta: ‘Dime, Dios, cuando mira a una persona homosexual, ¿aprueba su existencia con afecto o la rechaza y la condena?’. Hay que tener siempre en cuenta a la persona. Y aquí entramos en el misterio del ser humano. En esta vida Dios acompaña a las personas y es nuestro deber acompañarlas a partir de su condición. Hay que acompañar con misericordia. Cuando sucede así, el Espíritu Santo inspira al sacerdote la palabra oportuna”.
De igual manera, el Papa se muestra favorable a revisar la actitud de la Iglesia hacia las nuevas familias: “Esta es la grandeza de la confesión: que se evalúa caso a caso, que se puede discernir qué es lo mejor para una persona que busca a Dios y su gracia. El confesionario no es una sala de tortura, sino aquel lugar de misericordia en el que el Señor nos empuja a hacer lo mejor que podamos. Estoy pensando en la situación de una mujer que tiene a sus espaldas el fracaso de un matrimonio en el que se dio también un aborto. Después de aquello esta mujer se ha vuelto a casar y ahora vive en paz con cinco hijos. El aborto le pesa enormemente y está sinceramente arrepentida. Le encantaría retomar la vida cristiana. ¿Qué hace el confesor?”. Y añade: “No podemos seguir insistiendo solo en cuestiones referentes al aborto, al matrimonio homosexual o al uso de anticonceptivos. Es imposible. Yo he hablado mucho de estas cuestiones y he recibido reproches por ello. Pero si se habla de estas cosas hay que hacerlo en un contexto. Por lo demás, ya conocemos la opinión de la Iglesia y yo soy hijo de la Iglesia, pero no es necesario estar hablando de estas cosas sin cesar”.
"Las enseñanzas de la Iglesia, sean dogmáticas o morales, no son todas equivalentes. Una pastoral misionera no se obsesiona por transmitir de modo desestructurado un conjunto de doctrinas para imponerlas insistentemente", añade. "Tenemos que encontrar un nuevo equilibrio (...). La propuesta evangélica debe ser más sencilla, más profunda e irradiante. Solo de esa propuesta surgen luego las consecuencias morales".
Un apartado especialmente interesante de la entrevista es aquel en el que el Papa se muestra partidario de afrontar, “hoy”, el papel de la mujer en la Iglesia: “Es necesario ampliar los espacios para una presencia femenina más incisiva en la Iglesia. Temo la solución del ‘machismo con faldas’, porque la mujer tiene una estructura diferente del varón. Pero los discursos que oigo sobre el rol de la mujer a menudo se inspiran en una ideología machista. Las mujeres están formulando cuestiones profundas que debemos afrontar. La Iglesia no puede ser ella misma sin la mujer y el papel que esta desempeña. La mujer es imprescindible para la Iglesia. María, una mujer, es más importante que los obispos. Digo esto porque no hay que confundir la función con la dignidad. Es preciso, por tanto, profundizar más en la figura de la mujer en la Iglesia. Hay que trabajar más hasta elaborar una teología profunda de la mujer. Solo tras haberlo hecho podremos reflexionar mejor sobre su función dentro de la Iglesia. En los lugares donde se toman las decisiones importantes es necesario el genio femenino. Afrontamos hoy este desafío: reflexionar sobre el puesto específico de la mujer incluso allí donde se ejercita la autoridad en los varios ámbitos de la Iglesia”.
Y al final, siempre, el Papa vuelve a uno de sus temas preferidos, las periferias del mundo: “Me dan miedo los laboratorios porque en el laboratorio se toman los problemas y se los lleva uno a su casa, fuera de su contexto, para domesticarlos, para darles un barniz. No hay que llevarse la frontera a casa, sino vivir en frontera y ser audaces (…). Cuando se habla de problemas sociales, una cosa es reunirse a estudiar el problema de la droga de una villa miseria, y otra cosa es ir allí, vivir allí y captar el problema desde dentro y estudiarlo. Hay una carta genial del padre Arrupe a los Centros de Investigación y Acción Social (CIAS) sobre la pobreza, en la que dice claramente que no se puede hablar de pobreza si no se la experimenta, con una inserción directa en los lugares en los que se vive esa pobreza. La palabra ‘inserción’ es peligrosa, porque algunos religiosos la han tomado como una moda, y han sucedido desastres por falta de discernimiento. Pero es verdaderamente importante”. El ejemplo que pone Jorge Mario Bergoglio es definitivo: “Pensemos en las religiosas que viven en hospitales: viven en las fronteras. Yo mismo estoy vivo gracias a ellas. Con ocasión de mi problema de pulmón en el hospital, el médico me prescribió penicilina y estreptomicina en cierta dosis. La hermana que estaba de guardia la triplicó porque tenía ojo clínico, sabía lo que había que hacer porque estaba con los enfermos todo el día. El médico, que verdaderamente era un buen médico, vivía en su laboratorio, la hermana vivía en la frontera y dialogaba con la frontera todos los días. Domesticar las fronteras significa limitarse a hablar desde una posición de lejanía, encerrase en los laboratorios, que son cosas útiles. Pero la reflexión, para nosotros, debe partir de la experiencia”.

viernes, 13 de septiembre de 2013

UN PAPA QUE RÍE E ILUMINA A LA IGLESIA

La imagen refrescante de Francisco.
Es refrescante ver a un Papa que ríe. Que lo hace con quienes conoce y no conoce, con viejos y jóvenes, con mujeres y con hombres. Que ríe abiertamente y sin complejos. Y es capaz de plantar un beso en la mejilla de una compatriota, aunque sea jefa de Estado.

Ha habido y sigue habiendo demasiada tristeza en la religión católica, demasiados rictus de sufrimiento en los santos y los mártires, demasiadas madres dolorosas en los templos, demasiados cristos crucificados o yacentes con la herida de la lanza en el costado.

Es cierto que la fe, además de dar lugar a los más horrendos crímenes e inquisiciones de la historia, ha inspirado en otros momentos auténticas obras maestras: maravillosas crucifixiones como las de Grünewald, Van der Weyden o Massaccio, visiones místicas como las de El Greco o poemas alegóricos como el de Dante.

Y, sin embargo, necesitamos hoy más que nunca una religión de vida, que no de sufrimiento y muerte, aunque esta última sea -ya lo sabemos- nuestro destino. «Ser para la muerte», que dijo el filósofo de la Selva Negra.

Resulta tranquilizador ver a un Papa que reniega del fasto inherente a su cargo, que prefiere ser simple pastor a príncipe de la Iglesia, que renuncia a coches blindados y a quien no sorprendería incluso verle dándose una vuelta por Roma en bicicleta, si le dejaran.

Es reconfortante, lo mismo para el creyente que para quien no lo es, ver a un Papa que no duda en cantarles las verdades a quienes le rodean, que saca de su zona de confort a quienes estaban demasiado acostumbrados a la opacidad, la burocracia y los oscuros vicios vaticanos.

Un Papa que prefiere encontrarse un día con inmigrantes en la isla italiana de Lampedusa o visitar a enfermos o reclusos en lugar de rodearse de gobernantes y potentados. Un Papa que se pregunta humildemente quién es él para juzgar a un «gay».

No es de extrañar que este Papa no parezca gustar demasiado a nuestra jerarquía, preocupada como está por anatemizar el aborto y el matrimonio homosexual y mantener sus privilegios en la enseñanza. Una jerarquía hosca, adusta, que no ríe como el Papa Francisco y que no deja de amenazarnos con el fuego eterno.

miércoles, 7 de agosto de 2013

POESÍA "AL CRISTO ROBADO"

AL CRISTO ROBADO
Fatigado he llegado a tu vera ¡mi iglesia¡
Cristaleras rotas y a través de los agujeros
No he visto tu rostro lacerado, exhausto
Ni tu cuerpo retorcido en la gran cruz
¡Ya no estabas allí¡ tan sólo el viejo madero
Cuajado de nudos y agujeros 
De la vieja encina de los regios montes
Del nevado Teleno, donde los vientos
De la estepa congelan el aliento del
Cansado caminante mientras los cabellos
Se perlan de las heladas brisas.
¡OH tristeza¡ desasosiego del corazón
Anhelante, deseoso de dirigir mi suplica
De peregrino cansado de una azarosa vida
Surcada por desgracias y pocas dichas
¡OH cristo ausente¡ ¿a donde te han llevado?
Ya no presides mi iglesia de juventud
Donde tantas veces eleve mis ojos
Suplicantes de ruegos y añoranzas
Donde el olor del incienso acompañado
De los acordes arrancados del  vetusto órgano
Por expertas manos de dedos ágiles
Que con movimiento acompasados
Se deslizaban por los viejos teclados
Han quedado tatuados en mi alma de juventud.
¡OH dulce cristo crucificado¡
¿ Quién en arrebato sacrílego, impío
De tu tronco te ajó, arrebató 
Para tu hermosa talla mercantilizar
Tu  talla románica en un cuarto oscuro.
¿Donde estaban tus guardianes,
Acaso han sido cómplices de tu hurto?
Tu que un día arrojaste del templo
A los mercaderes que habían
Convertido tu casa de oración en
Cueva de la ladrones, ahora tú fuiste
Objeto mercantil de hombres sin escrúpulos
Sin patria, ni familia ,sin Dios ni esperanza
Ya no sonarán  para ti más los acodes
Del viejo órgano  pues también fue arrebatado
Ha desparecido en el mismo viaje, día  o noche
De tu rapto por manos sacrílegas, taimadas
Asesinas de sentimientos y artífices de malas
Artes.¡Oh iglesia que desolada te has quedado¡
Ultrajada y escarnecida, desarbolada,  despojada
Con la pila bautismal rota en le suelo
Confesionarios arrancados y decoración para
Vender las ricas maderas, desolación ,
miseria. terror y abandono, dejadez 
rúbrica de una congregación destrozada
Por egoísmos, rivalidades, orgullos
Por el azufre y humo de Satanás.
¡OH señor perdónales¡ porque no supieron
 lo que han hecho ,su ambición los ha acercado
Al perverso Judas Escariote tan solo por treinta monedas
Te han traicionado ¡perdónales señor¡
 
Autor: José Ángel Miyares Valle
 

sábado, 27 de julio de 2013

UN PAPA VALIENTE¡QUE DIOS LE PROTEJA ANTE TANTO LOBO¡

El papa Francisco sigue tirando a dar. Delante de cientos de miles de jóvenes reunidos en la playa de Copacabana para la celebración del Vía Crucis, Jorge Mario Bergoglio ha dicho que Jesús entiende a aquellos que, hartos de la corrupción de los gobernantes y del caminar errático de la Iglesia, han perdido la confianza en la política y hasta la fe en Dios. Tanto los discursos del papa argentino como su participación en la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) –al mediodía se reunió con un grupo de muchachos presos— siguen teniendo un marcado carácter social, que concuerda con la noticia conocida hoy: desde que se sentó en la silla de Pedro, Bergoglio está haciendo todo lo posible por acelerar la canonización de “la voz de los sin voz”, el arzobispo salvadoreño Óscar Arnulfo Romero, asesinado el 24 de marzo de 1980 en San Salvador mientras oficiaba misa en la capilla del hospital oncológico de la Divina Providencia.
“Con la cruz”, ha explicado el Papa a los jóvenes, “Jesús se une al silencio de las víctimas de la violencia, que no pueden ya gritar, sobre todo los inocentes y los indefensos; con ella, Jesús se une a las familias que se encuentran en dificultad, que lloran la pérdida de sus hijos, o que sufren al verlos víctimas de paraísos artificiales como la droga; con ella, Jesús se une a todas las personas que sufren hambre en un mundo que cada día tira toneladas de alimentos; con ella, Jesús se une a quien es perseguido por su religión, por sus ideas, o simplemente por el color de su piel; en ella, Jesús se une a tantos jóvenes que han perdido su confianza en las instituciones políticas porque ven egoísmo y corrupción, o que han perdido su fe en la Iglesia, e incluso en Dios, por la incoherencia de los cristianos y de los ministros del Evangelio”.
La otra noticia llega de Roma, pero encuentra su razón de ser aquí, escuchando al papa Francisco pedir justicia social para los jóvenes y los viejos, para los detenidos y las víctimas de la droga, para los desheredados de las favelas de Río de Janeiro. Jorge Mario Bergoglio está decidido a beatificar lo antes posible a monseñor Romero. Las últimas palabras del arzobispo salvadoreño –san Romero de América para quienes han mantenido encendidas las brasas de su memoria— todavía ponen los pelos de punta en el pequeño país centroamericano: “Los militares están matando a sus mismos hermanos campesinos. Ningún soldado tiene que obedecer la orden de matar. En nombre de Dios y en nombre de este sufrido pueblo, les suplico, les ruego, les ordeno que cese la represión”. Un certero disparo –atribuido a los escuadrones de la muerte que dirigía el mayor Roberto D’Aubuisson- le destrozó el corazón justo en el momento de alzar el cáliz.
Ya existían indicios bien fundados de que, nada más llegar a la silla de Pedro, el papa Francisco se había interesado por acelerar la causa de beatificación de monseñor Romero, presentada en 1990 por la Iglesia salvadoreña y aceptada por la Congregación para la Causa de los Santos en 1997. Pero ahora ha sido nada más y nada menos que el arzobispo Gerhard Ludwig Müller, prefecto de la Congregación de la Doctrina de la Fe –la antigua Santa Inquisición-, quien ha anunciado que “el proceso va mucho más rápido” por el impulso de Jorge Mario Bergoglio. En una entrevista con el diario italiano La Stampa, el arzobispo Müller dice que “el semáforo verde” para la beatificación de monseñor Romero se encendió durante el papado de Benedicto XVI, pero que ha sido el papa Francisco quien ha dado un gran espaldarazo a la causa: “Considero a Óscar Arnulfo Romero un gran testigo de la fe y de la sed de justicia social. Su testimonio se expresaba en las homilías en las que hablaba de las trágicas condiciones de vida que entonces sufría su pueblo”.
Tras una de aquellas homilías, su voz fue silenciada de un disparo. Todo lo que él temía y denunciaba se cumplió sobradamente. Tras su muerte, llegaron los largos años de la sangrienta guerra civil (1980-1992) y más tarde los gobiernos hegemónicos del derechista partido Arena -fundado precisamente por el mayor D’Aubuisson-. Hasta 2009, ya con la izquierda del presidente Mauricio Funes en el poder, el Gobierno salvadoreño no empezó a honrar su memoria. La misma noche de la victoria, Funes levantó en volandas el recuerdo de quien fue llamado “la voz de los sin voz” diciendo: “Él dijo que la Iglesia tenía una opción preferencial para los pobres”. Unas semanas después, el Gobierno salvadoreño reconoció oficialmente la responsabilidad del Estado en el asesinato del arzobispo, nacido en 1917, y se comprometió ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos a iniciar una investigación completa para “identificar, juzgar y sancionar” a los autores.
Nada más ser elegido Papa, Jorge Mario Bergoglio dijo: “Cómo me gustaría una Iglesia pobre y para los pobres”. Hace más de tres décadas, monseñor Romero ya decía: “La misión de la Iglesia es identificarse con los pobres”. Su decisión no hace más que darle coherencia a su papado y esperanza a quienes todavía siguen luchando por la justicia social en América Latina.

miércoles, 24 de julio de 2013

ESPERO QUE SEA EL PAPA DE LOS POBRES, SI LO DEJAN

Fray Francisco Belotti (dcha.) con el Padre Ángel, en el hospital que visitará el Papa en Brasil. | J. M. V.
El director del hospital carioca que visitará el Papa esta tarde es un franciscano de amplia sonrisa y corazón samaritano. Se llama Fray Francisco Belotti, presidente y fundador de la 'Asociación Lar San Francisco de Asís en la providencia de Dios', para la atención de drogodependientes. En visita a Río de Janeiro para la JMJ, el Padre Ángel, fundador y presidente de Mensajeros de la Paz, quiso conocer a su alma gemela, que nos recibe en plena vorágine de los últimos toques para la acogida del Papa.
Los dos religiosos 'samaritanos' conectan de inmediato, a pesar de las dificultades idiomáticas. Los dos están acostumbrados a hablar más con los hechos que con las palabras. Después de contarse sus proyectos más queridos en torno a una taza de café, se intercambian las revistas de sus asociaciones y el Padre Ángel entrega la paloma de la paz de Mensajeros al Padre Francisco.
Tranquilo y nervioso a la vez, Fray Belotti explica a grandes rasgos los inicios de su obra la Fraternidad de San Francisco de Asís en la Providencia de Dios. "Comenzamos hace 27 años como una institución caritativa (Asociación Lar San Francisco de Asís en la Providencia de Dios). Hace 13 años nos convertimos en una Fraternidad de vida consagrada, integrada por hermanos, hermanas y legos. Actualmente, estamos presentes en Brasil y en Haití".
Una nueva rama del frondoso árbol franciscano con un carisma muy especifico que explica así Fray Francisco: "Queremos repetir el abrazo de San Francisco de Asís a los leprosos de hoy, acogiendo a los jóvenes consumidos por las drogas, a los enfermos, especialmente a los más crónicos, como enfermos mentales, enfermos de SIDA, deficientes físicos y, en general, a los desahuciados".
Una nueva obra franciscana para los últimos o, en palabras del fundador, "para los que viven en la calle, para los que no tienen nombre ni dirección y ni siquiera esperanza". Con una atención especial a los drogodependientes y, sobre todo, a los consumidores de crack. Brasil ocupa el primer puesto de las estadísticas mundiales de consumo de esta droga mortal, que ya afecta al 3% de la población brasileña. Una de las ciudades más afectadas por esta plaga es Río de Janeiro, con cerca de 6.000 enganchados a esta droga.
"El drogodependiente casi siempre termina sufriendo trastornos psiquiátricos y acaba excluyéndose o siendo excluido de la sociedad. Nuestra asociación nació precisamente para recuperar a esos dependientes químicos y reinsertarlos en sus familias y en la sociedad", explica el padre Belotti. Y añade: "El adicto tiene cuatro salidas: la cárcel, el psiquiátrico, el cementerio o el tratamiento. ¡Nosotros apostamos por la recuperación!".
Ante esta situación que "está dejando de ser una epidemia para convertirse en una pandemia", el fraile franciscano habla de las nuevas lepras modernas. Y en clave franciscana lo explica así: "En tiempos de Jesús, la lepra era símbolo de maldición y de pecado. San Francisco rompió ese estigma y abrió casas para cuidar a los leprosos. Ser franciscano hoy es querer abrazar a las lepras de este siglo: las drogas, el alcoholismo, la marginación, la exclusión, la deficiencia o los niños de la calle".

El abrazo de los tres Franciscos

Y de Francisco de Asís a Fray Francisco Belotti con la presencia especial del Papa Francisco. Esta tarde, se repetirá el abrazo, cuando el Papa visite el hospital que esta Fraternidad tiene en Río, e inaugure en él un Polo de Atención Integral a la Salud Mental, especializado en la atención a drogodependientes.
La Fraternidad, fundada por Fray Belotti en 1985, está dedicada a la acogida y cuidado de los más necesitados, mediante 60 proyectos de atención sanitaria y social. En estos 28 años, han atendido a más de 30.000 drogodependientes.
Además del centro que será inaugurado por el Papa, cuentan con otro Polo, cuatro ambulatorios para dependientes y nueve comunidades terapéuticas, donde los toxicómanos en recuperación continúan su proceso y reciben formación profesional de cara a su reinserción.

Siempre con puertas abiertas

Las puertas de este Hogar están abiertas incluso si se fracasa: "Muchas veces", explica el fundador, "el dependiente no consigue alcanzar los resultados deseados en el primer ingreso. Podrá volver hasta que llegue ese momento que llamamos la 'hora de la gracia', cuando está preparado para enfrentarse nuevamente a la convivencia social".
Por eso Fray Belotti considera la visita del Papa Francisco, "en medio de tantas obras existentes en Brasil, como una señal de que Dios está bendiciendo y confirmando nuestro nuevo proyecto de vida".
Y es que, a su juicio, "el Papa no sólo va a inaugurar un edificio de piedras, sino que va a llenar de esperanza el corazón de los desesperados". Por eso, una de las cosas que Fray Belotti dirá al Papa es que "nos lleve en su corazón y nos ayude a construir una Iglesia cada vez más sierva, más hermana y más samaritana".
Y, por supuesto, le dirá 'obrigado'. "Le daré las gracias por este día que quedará grabado en nuestras vidas para siempre, por habernos devuelto la certidumbre de que la Iglesia estará muy cerca de la gente que más la necesita, y por haber venido hasta esta periferia de Río a bendecirnos".

Rodeado de favelas

Ubicado a los pies de los morros de Borel, Casa Branca y Formiga, en el barrio de Tijuca, rodeado de favelas, el centro de rehabilitación forma parte del complejo hospitalario San Francisco. El centro que pertenecía a la Orden Terciaria franciscana, estuvo a punto de quebrar y el arzobispo de Rio, Orani Tempesta, se lo entregó a Fray Belotti en 2011. Y el franciscano, en menos de dos años, lo ha convertido en un hospital moderno, saneado económicamente, eficaz y de referencia para los más pobres de la ciudad. Con ayudas económicas de la Conferencia episcopal italiana y del propio Vaticano.
Dentro de unas horas, varios jóvenes adictos en recuperación recibirán al Papa Francisco en el patio del hospital y le enseñarán, orgullosos, su centro, en el que hoy trabajan unos 100 profesionales, entre psiquiatras, asistentes sociales, médicos, enfermeras y educadores. Y Francisco volverá a ver a los "nuevos leprosos-adictos al crack" que, gracias al abrazo del padre Belotti, consiguen curarse.
"Este proyecto es importante para Brasil, para las familias, para la juventud que vive en cementerios a cielo abierto esperando la hora de morir, porque cada vez que un joven se droga se está matando poco a poco. Con la bendición del Papa Francisco seguiremos rompiendo esa espiral de muerte, para darles esperanza", concluye Frei Francisco Belotti.

miércoles, 19 de junio de 2013

ASÍ FUE EL MILAGRO DE JUAN PABLO II DE UNA MUJER DE COSTA RICA

El milagro de Juan Pablo II: curación repentina de la lesión cerebral de una mujer de Costa Rica
Tuvo lugar el uno de mayo del 2011, pocas horas después de la beatificación en Roma. El 20 de octubre, fecha probable para la canonización en caso de que siga adelante.
A principios de este año, el cardenal Giovanni Battista Re, manifestó que «se han recibido muchas noticias de curaciones extraordinarias atribuidas al beato Juan Pablo II, y cuatro o cinco de ellas son muy serias». Hace dos meses, un alto prelado reveló que «el milagro elegido para la canonización tuvo lugar el uno de mayo del 2011, y cuando se haga público, el tipo de curación sorprenderá a muchos».
El estudio del posible milagro es rigurosamente secreto, pero la causa de Juan Pablo II interesa a tanta gente que no tarda en filtrarse la «luz verde» en cada nuevo paso. El pasado mes de abril, la comisión médica de la Congregación para las Causas de los Santos, formada por siete doctores, declaró que la curación extraordinaria era «científicamente inexplicable».
El martes 18 de junio, la comisión de teólogos ha certificado que la gracia obtenida corresponde con una petición clara y comprobada a la intercesión del beato Juan Pablo II.

Un «doble milagro»

Según el diario italiano «Il Giornale», se trata de la curación inexplicable de «una mujer de Costa Rica afectada de una grave lesión cerebral».
El diario añade que la interesada había pedido a Juan Pablo II su curación, mientras que en cambio su familia había perdido la fe precisamente por el disgusto de la enfermedad. Como han recuperado la fe al ver la curación inexplicable, se trataría de un «doble milagro».
Entre los requisitos para que una curación extraordinaria sea declarada milagrosa figuran que sea científicamente inexplicable, repentina y también duradera. En este caso, el periodo de dos años desde mayo del 2011 es suficiente.
El cardenal de Cracovia, Stanislaw Dziwisz, que fue recibido hace poco por el Papa Francisco, manifiesta una y otra vez su esperanza en que la canonización tenga lugar el próximo mes de octubre. En ese caso, la fecha podría ser el domingo 20 de octubre, muy cercana a la fiesta litúrgica del beato Juan Pablo II, que es el 22 de octubre, aniversario de su misa de Inauguración en 1978.
Otra fecha posible es el 27 de abril del 2014, domingo de la Divina Misericordia, una fiesta establecida por Juan Pablo II hacia el final de su pontificado, y una devoción compartida por millones de fieles en todo el mundo.
El siguiente paso en el proceso es la aprobación del milagro por la comisión de cardenales y obispos de la Congregación para las Causas de los Santos, que podría reunirse en breve. Tras esa tercera «luz verde», el cardenal prefecto Ángelo Amato someterá la causa al Papa Francisco, quien corresponde tomar la decisión final y fijar la fecha de la ceremonia de canonización.

jueves, 13 de junio de 2013

LA IGLESIA DEBE DE PRONUNCIARSE SOBRE AL CORRUPCIÓN COMO LO HIZO JESÚS

Un cura de Lugo pide excomulgar a banqueros y políticos corruptos.

El sacerdote asegura que la Iglesia “muchas veces se convirtió en un aparato ideológico para montar una serie de estructuras”.

“Los que operen con usura no pueden estar con la Iglesia”. Con esta frase recogida del ideario de Santo Tomás, un sacerdote de Lugo, Luis Rodríguez Patiño, intenta dejar claro que estas conductas chocan con la doctrina de Cristo. Por esa razón ha pedido que “banqueros y políticos corruptos” sean excomulgados.
“Es mucho dolor lo que vemos y ante eso no se puede uno callar como cristiano y como sacerdote", asegura Patiño. El cura denunció hace meses que existe gente que se llama católica, apostólica y romana y que hacen daño, "como los banqueros y los políticos corruptos, aunque no todos los banqueros, ni todos los políticos son corruptos”, explicó en una entrevista concedida a Radio Lugo. El sacerdote, que es también abogado, insiste en el “dolor” que parece haberse instalado en la sociedad cuando “se actúa con engaños y malicia”. Durante la entrevista criticó también lo ocurrido con la estafa de las preferentes.  “Fui a ver a una familia donde ninguno trabajaba. No había ingresos.  Y su abuelo, que intentó ayudarles, descubrió que su dinero estaba en preferentes. El señor me dijo: 'Tengo ganas de coger una escopeta …”, asegura el cura.
Incluso se atreve a cuestionar que la Iglesia, “muchas veces se convirtió en un aparato ideológico para montar una serie de estructuras”. “Vamos a ver qué pasa con esa jerarquía que está muy callada, pero San Antonio ya denunció la jerarquía eclesiástica que callaba la boca y veía que sufría la gente”, recalca. No tiene reparo este sacerdote “díscolo” en apuntalar que “el mensaje de Cristo es político, pero no de un partido político”. “Como dice Aristóteles, el hombre es un animal político. Jesús atacó todo aquello que iba contra la dignidad humana. Ante tanto dolor uno no se puede callar”, finalizó Patiño.

martes, 4 de junio de 2013

EN TIEMPODE CRISIS GRANDES LUJOS PARA LOS CAUSANTES DE LA MISMA

Así es la suite de los 5.000 euros la noche en Ibiza
Así es la suite de los 5.000 euros la noche en Ibiza.
Es muy cara, muy grande, muy lujosa. Y además, nueva, recién inaugurada en estos tiempos difíciles, lo que parece certificar que el lujo no está en crisis. Su nombre («I’m on the top of the World») dice mucho sobre sus pretensiones, que queda claro que no son modestas, y sobre el tipo de cliente que buscan y miman. Esta suite forma parte de la ampliación del Ushuaïa Ibiza Beach Hotel, una zona más tranquila de este establecimiento que abrió en 2011 y que desde entonces ha ganado fama entre los amantes de la música y las fiestas típicamente ibicencas: dj’s, culto al cuerpo y largas noches. La zona nueva, más vip si cabe, bautizada como Tower, tiene las mejores vistas a la playa, menos ruido y el lujo extremo de una habitación que se sitúa entre las más caras que se puedan encontrar en España.
The Ushuaïa Tower tiene 181 habitaciones y suites, muchas de ellas equipadas con sus jacuzzis exteriores privados, que permiten asistir a las actuaciones de los dj’s con un cóctel en la mano, dentro de la bañera. Sin embargo, entre todas ellas destaca, en efecto, la llamada «I’m On Top of the World». Es la más grande de la isla, con 166 metros cuadrados, situada en el octavo piso, con vistas perfectas sobre el mar, en Sant Jordi de Ses Salines. Su precio base es de 5.000 euros, aunque según la temporada y la demanda, ese precio puede ser mucho más alto.
Entre sus servicios, un detalle de cortesía que da idea del derroche de lujo que manejan los gestores del hotel: envían un jet privado a recoger al cliente a cualquier parte del mundo. Por lo demás, esta habitación incluye (o da derecho a) vestidor, terraza con jacuzzi, menú de almohadas y sábanas, acceso VIP a todas las discotecas de Ibiza, prioridad de reserva en los restaurantes, barra americana, cafetera de cápsulas, videoconsola, iPad, televisión de 50 pulgadas, «check in» privado, servicio de reserva preferente en hamacas de playa y piscina, cromoterapia, aromaterapia, bar con bebidas premium…
Aquí os dejo la foto del jacuzzi en la terraza, en primer lugar, y, además, otras imágenes que sirven para hacernos una idea de la habitación, de su decoración y de si estamos dispuestos, o no, a buscar esos 5.000 euros como mínimo para darnos un lujo en la vida.

viernes, 24 de mayo de 2013

CUANTO MÁS SE CONOCE EL UNIVERSO MÁS SE NOTA LA OBRA DE DIOS

La guerra permanente de las galaxias
Los científicos se han preguntado desde hace muchos años cómo es posible que en el Universo existan galaxias supergigantes, capaces de albergar más de un billón de estrellas.
Trabajos realizados por científicos de la Agencia Espacial Europea y de la NASA, que utilizan los mayores telescopios espaciales, como el Herschel, el Telescopio Espacial Hubble o el Telescopio Spitzer, con apoyo de otros grandes telescopios terrestres, han descubierto una inusitada formación estelar al chocar dos grandes galaxias que contienen entre ambas 400.000 millones de estrellas. El resultado final de este titánico encuentro será la formación de una sola y colosal galaxia elíptica.
Las galaxias, que se cuentan por el Cosmos por más de 100.000 millones, son islas que contienen en el caso de las galaxias enanas, decenas de miles de estrellas. Cientos de miles, millones, cien mil millones contienen las que son como la nuestra, la Vía Láctea, y otras tienen más de un billón de individuos.
Las galaxias comenzaron a formarse a raíz de la acumulación de gas en determinadas regiones del Universo por efecto gravitatorio. Aparecían así las primeras estrellas, galaxias y los primeros cúmulos de galaxias. Ahora comenzamos a descifrar la estructura del Universo, unos 13.700 millones de años después de su formación. El Universo es como una gran esponja redonda. Las galaxias, agrupadas, están pegadas a las paredes de los huecos de la esponja. Estos huecos de dimensiones inimaginables, están aparentemente vacíos, pero los últimos descubrimientos indican que están llenos de energía oscura, una fuerza contraria a la gravedad que hace que el Universo se expanda más rápidamente de lo que lo debería hacer, y de materia oscura, una materia que puede representar el 80% de toda la materia del Universo, pero eque no vemos, aunque se siente por su efecto gravitatorio sobre la materia visible: estrellas y galaxias fundamentalmente.
Los científicos se han preguntado desde hace muchos años cómo es posible que en el Universo existan galaxias supergigantes, capaces de albergar más de un billón de estrellas. Estas galaxias, no se debieron formar cuando aparecieron las primeras galaxias. Todo parece indicar que siguieron una evolución diferente y posterior.
Las dos galaxias gigantes que han chocado descubiertas por el observatorio Herschel tendrá como consecuencia final la formación de una macrogalaxia. Mientras tiene lugar este canibalismo intergaláctico, el polvo y el gas contenido en ambas se unen y acelera la formación de las estrellas. Se calcula que la tasa de nacimiento estelar en nuestra galaxia es de dos o tres estrellas al año, parece poco para una población de 100.000 millones de estrellas, pero los partos estelares son muy lentos. Una estrella puede tardar en formarse un millón de años una vez que comience el proceso de implosión de una nube molecular.
Las estrellas nacen en lugares donde abunda el hidrógeno. La gravedad hace que el gas caiga hacia un centro común, aumentando la temperatura por rozamiento. El gas se precipita cada vez a mayor velocidad y la temperatura sigue aumentando, hasta formar un núcleo denso, llamado protoestrella. La temperatura y la presión es tal que deja de precipitarse al aparecer las reacciones nucleares y fusionarse el hidrógeno en helio. Ahora la estrella quiere expandirse, pero la gravedad que tira hacia adentro no la deja y se estabiliza.
Cuando dos galaxias chocan a pesar de contener cada una de ellas cientos de miles de millones de estrellas, éstas no colisionan, pues el espacio que hay entre ellas es enorme. La estrella más cercana al Sol está a unos 40 billones de km. Lo que sí interactúa es el gas y el polvo de cada una de esas galaxias, por ello los encuentros entre éstas suelen dar como fruto un precipitado y cuantioso nacimientos de estrellas.
Nuestra galaxia, la Vía Láctea, no se salva de este proceso y es a todas luces una galaxia caníbal. Se han encontrado varias corrientes estelares en las proximidades de la Vía Láctea, esto significa que nuestra galaxia está tirando de otras galaxias satélites (al menos dos), deformándolas y engulléndolas. Pero este proceso, según los últimos estudios científicos, se lleva produciendo desde hace miles de millones de años. Así pues, nuestra galaxia, que es la segunda mayor del Grupo Local de galaxias (un grupo de unas 40 galaxias cercanas), tras la galaxia de Andrómeda, ha venido creciendo a base de tragarse a otras galaxias menores y satélites a la nuestra.

Andrómeda se nos viene encima

Pero este proceso parece ser normal en el Universo. Todo tiende a la unificación. La Vía Láctea es el centro de un grupo de galaxias menores, casi todas satélites a la nuestra, y todas ellas en un futuro lejano acabarán por formar una supergalaxia. En el otro extremo del Grupo Local de galaxias, está la galaxia de Andrómeda, el doble que la nuestra con 200.000 millones de estrellas, y como si de un panal de abejas se tratara, ésta tiene a su alrededor una nutrida cohorte de galaxias satélites que terminarán sus días en el interior de la galaxia de Andrómeda.
La gravedad de la galaxia de Andrómeda se hará mayor y atraerá a la ya engordada Vía Láctea, formando una única y colosal galaxia. De hecho, nos acercamos a la galaxia de Andrómeda a una velocidad de 400.000 km/h, a esa velocidad llegaríamos a la Luna en una hora. Mientras tanto, vemos cómo la galaxia de Andrómeda es una gran depredadora y observamos a fecha de hoy cómo se “alimenta” de seis galaxias próximas. No obstante y según estudios hechos por la NASA utilizando el Telescopio Espacial Hubble, emplearemos unos 4.000 millones de años en darnos de bruces con la galaxia de Andrómeda y otros 2.000 millones de años en fusionarse en una sola galaxia. Todo parece que va muy lento, pero en realidad no, teniendo en cuenta los tamaños y las distancias. Somos nosotros los pequeños y efímeros.
Pero la cosa no termina aquí. Nuestro grupo de galaxias, es un insignificante grupo de un complejo mayor denominado el Supercúmulos de Virgo, que contiene unos 100 grupos de galaxias (miles de galaxias), casi todos los grupos mayores al nuestro y que giran en torno a un grupo más denso de galaxia denominado el cúmulo de Virgo, nuestro grupo gira entorno a él, aunque en la periferia. En total existen unas 10.000.000.000.000.000 masas solares (incluyendo la materia oscura), o lo que es lo mismo; 10 mil billones de estrellas como el Sol y esto es sólo un rincón del Universo: nuestra vecindad.
Resulta que la galaxia que se encuentra en las proximidades del centro de todo este complejo es una gigante entre las gigantes. Se denomina M 87 y es 200 veces más masiva que la nuestra incluyendo también la materia oscura que no venos, es decir, contiene 20 billones de masas solares o estrellas como el Sol. Esta galaxia junto a otras gigantes de sus proximidades, mantienen unido a todo el Supercúmulo de Virgo que gira a su alrededor y que actúa como centro de gravedad del mismo. M 87, es la gran devoradora de galaxias. Las galaxias gigantes, se han formado por canibalizar a otras, este es un claro ejemplo.

El superpoderoso M87

El caso de M 87 es poco visto. Contiene en su núcleo un agujero negro supermasivo de 6.600 millones de masas solares, es decir, es como una galaxia cuyas estrellas estuvieran concentradas en el espacio que ocupa el Sistema Solar, ¿se imagina 6.600 millones de estrellas dentro del Sistema Solar, donde sólo existe una estrella mediocre como es el Sol? La fuerza de gravedad que ejerce este agujero negro es implacable, engullendo y destruyendo estrellas. De él parte un chorro de materia o jet de 5.000 años luz de longitud (1 año luz equivale a 9,6 billones de km). M 87 es una poderosa fuente de rayos gamma, que son los de mayor energía, cuya intensidad es un millón de veces superior a la luz visible. Todo un monstruo galáctico con un increíble poder energético.
Pero M 87 puede estar preparando el futuro de todo el Supercúmulo de Virgo, incluyendo el nuestro. La fuerza de gravedad de M 87 es tal, que se han encontrado galaxias menores en su interior, lo que confirmaría en directo la teoría del canibalismo galáctico y el hecho de que las galaxias supergigantes se han formado a partir de otras.
M 87 cada vez posee más fuerza de gravedad, y seguramente se irá haciendo de toda la vecindad galáctica atrapando cada vez a más galaxias, hasta formar una superestructura inimaginable, que tirará de los cúmulos de galaxias que orbitan a su alrededor, entre ellos el nuestro y a nosotros. La gravedad resulta ser la fuerza más débil de las fuerzas fundamentales, pero su alcance es infinito y es tediosa, al final se sale con la suya. Esto mismo debe ocurrir con otros supercúmulos de galaxias, en cuyo centro domina una gran devoradora.
El separatismo parece que se está acabando, nuestros vecinos de Andrómeda ya nos están saludando y sin remedio, es imparable, no pueden hacer otra cosa que esperar a fundirse con nosotros. Los del cúmulo de Virgo y la galaxia M 87 tendrán que esperar más, pero terminaremos siendo amigos. Al final todo termina uniéndose, en un abrazo cósmico.
Miguel Gilarte Fernández es director del Observatorio Astronómico de Almadén de la Plata y presidente de la Asociación Astronómica de España.

miércoles, 22 de mayo de 2013

ROGUEMOS A DIOS POR UN BUEN ENTEDIMIENTO ENTRE LOS HOMBRES Y EL PODER BÉLICO

¿VENDRÁ LA TERDERA GUERRA MUNDIAL?
UN VIDEO PARA REFLEXIONAR.
Y PENSAR QUE CON EL CUMPLIMIENTO DE LO QUE ACONSEJA UN SÓLO LIBRO NO NECESITARÍAMOS  CÁRCELES NI EJÉRCITOS."EL EVANGELIO"

jueves, 9 de mayo de 2013

ASÍ ES LA JERARQUÍA DE LA IGLESIA CATÓLICA

Pese a que todos sus miembros comparten «una única misión», dentro de la Iglesia «hay diversidad de ministerios»
La Iglesia católica tiene una organización jerárquica, pero no se trata de un ejercicio de la autoridad al uso, como el que se puede dar en cualquier empresa o institución. La misión esencial de cualquier católico, desde el último bautizado hasta el propio Papa, es siempre la misma, el anuncio del Evangelio y el ejercicio de la caridad.
Pese a ello, dentro de la Iglesia hay una diversidad de ministerios, cuyas responsabilidades y tareas están reguladas por el Código de Derecho Canónico en el libro que se refiere al «Pueblo de Dios», en concreto, la sección II sobre «La constitución jerárquica de la Iglesia».
1. El Papa. Elegido por los cardenales electores durante el cónclave, el Papa representa a Cristo en la Tierra, por eso se le denomina el Vicario de Cristo. En el Santo Padre permanece la función que el Señor encomendó singularmente a Pedro, primero entre los apóstoles. Además es la cabeza del colegio de obispos, que le prestan su cooperación de distintas maneras, al igual que los cardenales.
2. Los cardenales. Son «creados» por el Papa. Los que tienen menos de 80 años de edad pueden votar al nuevo Pontífice en caso de que se celebre el Cónclave. Asisten al Santo Padre tanto colegialmente, cuando son convocados para tratar juntos cuestiones de más importancia, como personalmente, mediante los distintos oficios que desempeñan, ayudando al Pontífice sobre todo en su gobierno cotidiano de la Iglesia universal. Para poder ser nombrado cardenal basta con ser sacerdote, aunque el candidato deberá recibir la ordenación episcopal antes de recibir el anillo y la birreta de manos del Santo Padre.
3. Los obispos. Ejercen una triple misión: enseñar, santificar y gobernar una porción de la Iglesia con un criterio propio, como cada uno de los sucesores de los Apóstoles. Ningún obispo, aunque haya sido nombrado cardenal, tiene autoridad sobre otro, sino que cada uno depende directamente del Papa.
En sus respectivas diócesis, son responsables de atender a sus presbíteros; cuidar de que cumplan debidamente las obligaciones propias de su estado, y de que dispongan de aquellos medios e instituciones que necesitan para el incremento de su vida espiritual e intelectual.
Ayudados por los presbíteros, sus colaboradores, y por los diáconos, los obispos tienen la misión de enseñar auténticamente la fe, de celebrar el culto, sobre todo la Eucaristía, y de dirigir su Iglesia como verdaderos pastores.
Para poder ser nombrado obispo se requiere que el interesado sea: linsigne por la firmeza de su fe, tenga buenas costumbres, buena fama y cuente con al menos treinta y cinco años. También tiene que llevar al menos cinco años de presbítero y ser doctor o al menos licenciado en Sagrada Escritura, teología o derecho canónico, o al menos verdaderamente experto en esas disciplinas.
4. Los párrocos. Es el pastor propio de la parroquia que se le confía, y ejerce el cuidado pastoral de la comunidad que le está encomendada bajo la autoridad del obispo diocesano. Entre sus tareas está la de conocer a los fieles que se le encomiendan. Para ello, visita las familias, a los enfermos, especialmente a los moribundos, fortaleciéndoles con la administración de los sacramentos. También está pendiente de los pobres y de aquellos que sufren especiales dificultades.
5. Los fieles laicos. Son los encargados de descubrir o de idear los medios para impregnar de vida cristianas las realidades sociales, políticas y económicas. Están llamados a ser testigos de Cristo en todas las cosas, también en el interior de la sociedad.

sábado, 4 de mayo de 2013

POESÍA EN HOMENAJE A TODAS LAS MADRES EN EL DÍA A DÍA DE SU CONTÍNUO AMOR A LOS HIJOS

“A MI MADRE”
“Siempre gratitud”
 
Madre, cuántas noches de desvelo,
Cuánto sufrimiento y anhelo,
Tú me trajiste a este mundo,
En tus tiernos brazos abrí los ojos.
 
Cuánta ingratitud para tanto sacrificio,
Tú me enseñaste a reír,
Me consolaste cuando lloraba,
Me arropabas cuando tenía frío.
 
Siempre me protegiste frente el adversario,
Tú me aconsejaste hacia el bien,
Justificaste mis faltas,
Me protegiste del enemigo,
 
Lloraste y reíste a mi lado,
Luchaste para educarme,
Me enseñaste a caminar por la vida,
Tú vigilaste mis titubeantes primeros pasos..
 
Hoy, madre, te recuerdo agradecido,
Nunca podré compensar tanta entrega,
Nada pediste a cambio,
Todo lo diste con amor desmedido.
 
Autor José Ángel Miyares Valle.
 
 

jueves, 2 de mayo de 2013

¿CUÁNTAS PERSONAS POBRES HAY EN EL MUNDO?¿QUÉ HACEMOS NOSOTROS?

VER VIDEO DE LA POBREZA
 
Algunas cifras propuestas por el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo:
  • Más de mil millones de seres humanos viven con menos de un dólar por día.
  • 2.800 millones de personas, es decir, cerca de la mitad de la población mundial, viven con menos de 2 dólares por día.
  • 448 millones de niños sufren de bajo peso.
  • 876 millones de adultos son analfabetos, de los cuales dos terceras partes son mujeres.
  • Cada día, 30.000 niños menores de cinco años mueren de enfermedades que podrían haber sido evitadas.
  • Más de mil millones de personas no tienen acceso al agua potable.
  • El 20% de la población mundial posee el 90% de las riquezas.
El Movimiento ATD Cuarto Mundo realiza estudios cualitativos sobre la extrema pobreza a través de su Instituto de Investigación, pero no es un organismo productor de estadísticas. Desde los años 60 el Movimiento Cuarto Mundo ha pedido a los poderes públicos, en cada uno de los países en los que está presente, primero en Europa y después a nivel mundial, que se dotaran de los medios para medir de manera rigurosa cuantas personas eran víctimas de la extrema pobreza y cuáles eran los efectos de las políticas realizadas vencer la miseria.
Poco a poco se han realizado estudios, sobre todo estadísticas sobre los ingresos por persona y familia, pero también sobre el acceso al trabajo, al alojamiento y al sistema sanitario, al sistema educativo y de formación para adultos. Los podemos encontrar en los documentos de organismos mundiales como el Banco Mundial y el PNUD, o en el órgano estadístico europeo Eurostat y en los informes nacionales de estadística por países.
Sin embargo constatamos que, en la mayor parte de las ocasiones, no hay un examen simultáneo que permita medir cuantas personas o familias acumulan circunstancias difíciles (falta de ingresos, de alojamiento, de trabajo, de acceso al sistema sanitario, de escolaridad, etc.) y desde hace cuánto tiempo. Porque sabemos que las personas y familias más pobres se encuentran en esta situación de manera permanente.
El Movimiento ATD Cuarto Mundo pide a los organismos que realizan las estadísticas que trabajen con representantes de las personas más pobres para definir juntos los indicadores participativos de la lucha contra lo pobreza y la exclusión.

DOS PAPAS JUNTOS EN EL VATICANO

Benedicto XVI, junto al Papa Francisco / AFP
El Papa emérito ha regresado este jueves tras pasar dos meses en Castel Gandolfo.
 
El Papa emérito Benedicto XVI ha llegado al Vaticano a las cinco menos diez de la tarde. Ha viajado en el mismo helicóptero que utilizó el pasado 28 de febrero para trasladarse desde Roma a Castel Gandolfo. El Papa Francisco le ha recibido en la puerta del ex-monasterio «Mater Ecclesiae» y le ha acompañado a la capilla.
Federico Lombardi, portavoz de la Santa Sede asegura que «Benedicto XVI está muy contento de regresar al Vaticano, y que desea dedicarse a servir a la Iglesia sobre todo con la oración».
Aunque es la primera vez en la historia que hay al mismo tiempo dos sucesores de Pedro en el Vaticano, es la segunda vez que Francisco se reúne con su predecesor. El primer encuentro tuvo lugar en Castel Gandolfo el pasado sábado 23 de marzo. Desde entonces han hablado por teléfono al menos en cuatro ocasiones.
 
Antes de encontrar al Papa Francisco, al pie de la escalerilla Benedicto XVI ha sido recibido por tres cardenales, el Secretario de Estado Tarcisio Bertone, el cardenal decano Angelo Sodano, y el gobernador del Estado Ciudad del Vaticano Giuseppe Bertello.
En pocos minutos Benedicto ha llegado a su nuevo hogar. Aquí vivirá de ahora en adelante junto a su secretario monseñor Georg Gaenswein, las cuatro laicas consagradas del movimiento Comunión y Liberación y su nuevo asistente, un diácono flamenco que habla perfectamente alemán.
El sobrio monasterio de cuatro plantas y un total de 200 metros cuadrados ha sido acondicionado para su nuevo huésped. La habitación del Papa emérito está en la planta baja para que no tenga que subir y bajar escaleras.
Han preparado también una habitación para Georg Ratzinger, de 88 años y único pariente vivo de Benedicto XVI. Habitualmente reside en Regensburg, Alemania, pero a partir de ahora pasará largas temporadas en esta casa.
 
El edificio ha sido también residencia de empleados de Radio Vaticana. Juan Pablo II la convirtió en monasterio de monjas de clausura hace unos veinte años. Por turnos, desde 1994 han pasado por allí clarisas, carmelitas descalzas, benedictinas y hermanas de la Visitación. Según el Osservatore Romano, Benedicto XVI hará lo mismo que estas religiosas: ayudar con la oración al Papa.
«Quisiera trabajar por el bien común y el bien de la Iglesia y de la humanidad con mi corazón, con mi alma, con mis oraciones, con mis reflexiones, con toda mi fuerza interior», adelantó Benedicto desde el balcón de Castel Gandolfo horas antes de que fuera efectiva su renuncia. Fueron sus últimas palabras como Papa. Ahora, desde un ex-monasterio a pocos minutos a pie de Casa Santa Marta, la residencia del Papa Francisco, las pondrá en práctica.

SI LA RIQUEZA ESTUVIERA MEJOR REPARTIDA EN EL MUNDO NO HABRÍA HAMBRE

VEAN ELVIDEO"DE QUÉ IMPORTA QUE GANES EL MUNDO SI PIERDES TU ALMA"

domingo, 28 de abril de 2013

ELPAPA FRANCISCO CONFIRMA A 44 JÓVENES EN UN ACTO MULTITUDINARIO

Dio un beso a cada uno y les invitó a «ir contracorriente»
 
Libania María, una mujer de Cabo Verde de 55 años, se llevó una gran sorpresa cuando, después de impartirle la confirmación, el Papa Francisco la despidió con un beso. Así hizo a continuación con cada uno de los 44 muchachos y muchachas a quienes impartió el sacramento en una plaza de San Pedro abarrotada por la presencia de setenta mil jóvenes de todo el mundo –que la reciben en este Año de la Fe- y unos cincuenta mil romanos que se sumaron a la fiesta.
Igual que el domingo anterior, cuando impartió el sacramento del orden sacerdotal, el Papa celebró la misa totalmente en italiano en lugar del latín, reservado para algunos cantos del Coro de la Capilla Sixtina.
Huang Guozhi Pablo, el segundo de más edad, es un refugiado chino que lleva algunos años viviendo en Italia. El resto de los muchachos tenían, en su mayoría, entre los 12 y los 21 años, aunque había algunos de 11años, procedentes de países católicos. La última en recibir el sacramento fue Malia Petulisa Malani, de 18 años que vino desde la isla de Tonga en el otro extremo del mundo.
Santiago Restrepo, de 16 años, fue el primero de los españoles y naturalmente respondió al Papa «¡Y con tu espíritu!», igual que Lourdes Gete.
Al final del acto, Santiago y una muchacha italiana dieron las gracias al Papa en nombre de todos. Santiago dijo que estaban «muy orgullosos de representar a nuestros países de todos los continentes». En un tono más personal, añadió que los preparativos en estos últimos meses habían sido muy serios, «como el día de mi confesión hace algunas semanas» o el modo de vivir la Semana Santa. A partir de ahora, prometió, «vamos a decir al mundo que queremos ser cristianos».
Los 44 afortunados y afortunadas fueron escogidos por sus respectivos obispos dentro de un cupo de dos por nacionalidad. Representaban todas las razas y situaciones, incluido un discapacitado. Algunos venían de países ricos, otros de países en guerra… El chico y la chica de Nigeria vestían como de primera comunión. Uno de los dos norteamericanos era hispano.
En la plaza de San Pedro se veía la Iglesia del futuro, disfrutando de la alegría de estar con el Papa en una mañana soleada y en un ambiente que parecía una mini Jornada Mundial de la Juventud.
En su breve homilía, Francisco les invitó a dejar que el Espíritu Santo les cambie el alma, multiplicando los frutos de bondad «de modo que cada uno podáis decir al final del día: hoy en la escuela, en casa, en el trabajo, he tenido un gesto de amor con un compañero, con mis padre o con un anciano».
Les animó a no tener miedo a las dificultades, «que forman parte de la vida», ni a dejarse hundir por los propios pecados, puesto que los perdona Dios.
Pero, sobre todo, les exhortó a «tener el valor de ir contracorriente. ¡Esto agranda el corazón, pero requiere valor! Id siempre hacia las cosas grandes. ¡Jugaos la vida por los grandes ideales!».
Al final de la misa se fue a charlar un rato y bromear con los 44 afortunados, que casi no se lo creían. Habló con cada uno y todos se lo pasaron en grande.