Loading...

miércoles, 28 de septiembre de 2011

LA IGLESIA NECESITA ACTUALIZARSE



EL PAPA ANIMA  LA IGLESIA A ”DESPOJARSE” DE SU PODER POLÍTICO Y DE SU RIQUEZA
Benedicto XVI dijo en Alemania que la Iglesia necesita una fuerte renovación, que tienen que despojarse de su riqueza terrenal y de su poder político y abrirse a la preocupación del mundo, y aseguró que las épocas de secularización han contribuido a su purificación y a su reforma interior. En un fuerte y duro discurso pronunciado ante grupos de católicos alemanes con los que se reunió en Friburgo, poco antes del regreso a Roma, el Papa dijo que desde hace decenios se asiste a un descenso de al práctica religiosa y se constata que una parte de los bautizados abandonan la Iglesia.
Ante esa afirmación, el Pontífice se preguntó si la Iglesia,”que somos todos los bautizados”, no sólo la jerarquía, el Papa y los obispos, deben cambiar y la respuesta que dio fue:”Así, que es necesario un cambio”.
La Iglesia debe de abrirse a las preocupaciones del mundo y dedicarse plenamente a ellas” y dijo “que a lo largo de la historia de la Iglesia se ha manifestado la tendencia contraria”.”Es decir la de una Iglesia que se acomoda al mundo, se vuelve autosuficiente y se adapta a los criterios del mundo.” Ella da más importancia a la cosa institucional u organizativa que a su llamada a la apertura”.Sin embargo insistió que para cumplir su objetivo “debe de separarse de todo lo mundano”.Agregó que en tiempos de secularismo la historia ha salido en ayuda de la Iglesia, ya que las diferentes épocas de secularización han contribuido de manera esencial a su purificación y a su
reforma interior”
“Las secularizaciones, bien de las expropiaciones de los bienes de la Iglesia o la cancelación de los privilegios o cosas similares, significaron en cada ocasión una profunda liberación de la Iglesia de lo mundano: se despojaba de su riqueza terrena y volvía abrazar totalmente la pobreza terrenal”.”Liberada de su peso material o económico, La Iglesia puede dedicarse mejor y de manera verdaderamente cristiana al mundo entero,”Puede nuevamente vivir de manera más libre su llamada al ministerio de la adoración a Dios y al servicio del prójimo”
Aseguró que “sin elementos mundanos, la Iglesia puede realizar mejor su labor social y caritativa”
Estamos totalmente de acuerdo ahora falta dar el paso tan necesario y vencer la resistencia de la Curia Romana. Estas ideas ya las defendió Juan Pablo  I y su mandato fue tan solo de un mes, desafortunadamente murió en extrañas circunstancias.

martes, 6 de septiembre de 2011

LA VISITA DEL PAPA A ESPAÑA FUE UN DISPENDIO

Después de haber reposado las aguas tras la agitación social de la visita de SS.Benedicto XVI los días 16 al 23 de agosto2011 a España con  motivo de la jornadas de la juventud que se realizan cada 3 años en distintos países establecidas por Juan Pablo II como un acercamiento de la Iglesia al mundo juvenil cave reflexionar sobre ello.La idea es buena dado que los jóvenes son muy reacios a ir a las iglesias así pues si tu no vas a Roma que venga Roma a tí.Es una buena labor pastoral sin duda,pero cabría reflexionar una vez más sobre el magisterio de la Iglesia que desea impartir entre lo jóvenes y evaluar que si al menos una vez cada tres años se acercan a  Dios no lo echan totalmente en olvido y que quizás sea muy difícil acercarlo a  ellos de otra forma, dado que los obreros sacerdotes son pocos, cada vez menos y muy mayores para poder llegar con sus ideas hasta el sentir juvenil.Así pues estableciendo estas jornadas un poco festivas y donde, a parte de encontrarse espiritualmente con la Iglesia se puede hacer turismo y compartir experiencias y alegrías con otras culturas.No se puede dar por satisfecha una Iglesia evangelizadora cuando tiene que recurrir a estos trucos para acercarse a la juventud pero algo es algo más vale acercase a ellos al menos una o dos veces en la  vida, dado que ésta es efímera, que darles por perdidos.Habría que evaluar los resultados de estas jornadas empezando por ver que ha quedado en el interior de los insistentes tras las jornadas,cuántos han decido cumplir con los deberes del verdadero católico: asistencia a misa todos los domingos y fiestas de guardar,confesión para asistir a la comunión,matrimonio por la Iglesia,ayudar a los más necesitados,no especular,repartir lo que se tiene entre los más necesitados etc etc, o incluso más cuántas vocaciones surgieron después de ver al Papa y tras  estos de días de júbilo espiritual.Mucho me temo que los cardenales y obispos andan más ocupados en al administración económica de los  bienes terrenales que los espirituales, no quedándoles tiempo para estos menesteres..La asistencia fue según los oraganizadores un éxito, yo así lo pienso también pero la iglesia tiene declarados como cristianos mil millones de almas,luego si la asistencia fue de 1,5 millones tampoco es tanto dado que cada tres años se da esta reunión, excepto la próxima de Brasil que será en 2012 por agenda papal.Este dato si lo comparamos con la religión musulmana se queda  muy corto pues la Meca es visitada cada año por 30 millones de peregrinos.Cabría destacar que los eventos de Dios no deberían ser tan espectaculares, con gastos tan cuantiosos como los  que se dieron en  Madrid se calcula que la visita del Papa costó unos 100 millones de euros  para preparar altares grandiosos,seguridad,hospedajes de obispos,sacerdotes,mojas etc. pues Jesús dijo que "venia a dar ejemplo de vida "y para ello nació en un modesto pesebre ,mas la Iglesia salvo en los primeros tiempos de los apóstoles se  fue apartando poco a poco del camino de la pobreza, afanándose en la posesión de bienes terrenales, quizás porque mucho de los ministros de Dios no entienden el mensaje divino o por el afán  del hombre mortal de poseer bienes materiales.Siceramente le pediría a SS el Papa y la Curia Romana que evite el boato terrenal y incida en la espiritualidad ya que esta no se puede comprar con dinero, de esa forma evitariamos dar motivos de indignación a muchos ciudadanos creyentes y no creyentes que ven que se derrocha dinero injustamente mientras muchos pueblos mueren de hambre, como el caso de Somalia con  4 Millones de hambrientos y se espera que sino se les ayuda  mueran 750 .000 personas en tres meses y  socorrer a muchas familias que lo están pasando muy mal económicamente, con los dineros que se dispendian por parte de los grandes acontecimientos religiosos se podría ayudar mucho más a los snecesitados e insisto una vez más como cristiano que Dios no vende la salvación por dinero sino por seguirle con humildad,pobreza material y riqueza espiritual con nuestras buenas obras hacia le prójimo.