Loading...

viernes, 24 de mayo de 2013

CUANTO MÁS SE CONOCE EL UNIVERSO MÁS SE NOTA LA OBRA DE DIOS

La guerra permanente de las galaxias
Los científicos se han preguntado desde hace muchos años cómo es posible que en el Universo existan galaxias supergigantes, capaces de albergar más de un billón de estrellas.
Trabajos realizados por científicos de la Agencia Espacial Europea y de la NASA, que utilizan los mayores telescopios espaciales, como el Herschel, el Telescopio Espacial Hubble o el Telescopio Spitzer, con apoyo de otros grandes telescopios terrestres, han descubierto una inusitada formación estelar al chocar dos grandes galaxias que contienen entre ambas 400.000 millones de estrellas. El resultado final de este titánico encuentro será la formación de una sola y colosal galaxia elíptica.
Las galaxias, que se cuentan por el Cosmos por más de 100.000 millones, son islas que contienen en el caso de las galaxias enanas, decenas de miles de estrellas. Cientos de miles, millones, cien mil millones contienen las que son como la nuestra, la Vía Láctea, y otras tienen más de un billón de individuos.
Las galaxias comenzaron a formarse a raíz de la acumulación de gas en determinadas regiones del Universo por efecto gravitatorio. Aparecían así las primeras estrellas, galaxias y los primeros cúmulos de galaxias. Ahora comenzamos a descifrar la estructura del Universo, unos 13.700 millones de años después de su formación. El Universo es como una gran esponja redonda. Las galaxias, agrupadas, están pegadas a las paredes de los huecos de la esponja. Estos huecos de dimensiones inimaginables, están aparentemente vacíos, pero los últimos descubrimientos indican que están llenos de energía oscura, una fuerza contraria a la gravedad que hace que el Universo se expanda más rápidamente de lo que lo debería hacer, y de materia oscura, una materia que puede representar el 80% de toda la materia del Universo, pero eque no vemos, aunque se siente por su efecto gravitatorio sobre la materia visible: estrellas y galaxias fundamentalmente.
Los científicos se han preguntado desde hace muchos años cómo es posible que en el Universo existan galaxias supergigantes, capaces de albergar más de un billón de estrellas. Estas galaxias, no se debieron formar cuando aparecieron las primeras galaxias. Todo parece indicar que siguieron una evolución diferente y posterior.
Las dos galaxias gigantes que han chocado descubiertas por el observatorio Herschel tendrá como consecuencia final la formación de una macrogalaxia. Mientras tiene lugar este canibalismo intergaláctico, el polvo y el gas contenido en ambas se unen y acelera la formación de las estrellas. Se calcula que la tasa de nacimiento estelar en nuestra galaxia es de dos o tres estrellas al año, parece poco para una población de 100.000 millones de estrellas, pero los partos estelares son muy lentos. Una estrella puede tardar en formarse un millón de años una vez que comience el proceso de implosión de una nube molecular.
Las estrellas nacen en lugares donde abunda el hidrógeno. La gravedad hace que el gas caiga hacia un centro común, aumentando la temperatura por rozamiento. El gas se precipita cada vez a mayor velocidad y la temperatura sigue aumentando, hasta formar un núcleo denso, llamado protoestrella. La temperatura y la presión es tal que deja de precipitarse al aparecer las reacciones nucleares y fusionarse el hidrógeno en helio. Ahora la estrella quiere expandirse, pero la gravedad que tira hacia adentro no la deja y se estabiliza.
Cuando dos galaxias chocan a pesar de contener cada una de ellas cientos de miles de millones de estrellas, éstas no colisionan, pues el espacio que hay entre ellas es enorme. La estrella más cercana al Sol está a unos 40 billones de km. Lo que sí interactúa es el gas y el polvo de cada una de esas galaxias, por ello los encuentros entre éstas suelen dar como fruto un precipitado y cuantioso nacimientos de estrellas.
Nuestra galaxia, la Vía Láctea, no se salva de este proceso y es a todas luces una galaxia caníbal. Se han encontrado varias corrientes estelares en las proximidades de la Vía Láctea, esto significa que nuestra galaxia está tirando de otras galaxias satélites (al menos dos), deformándolas y engulléndolas. Pero este proceso, según los últimos estudios científicos, se lleva produciendo desde hace miles de millones de años. Así pues, nuestra galaxia, que es la segunda mayor del Grupo Local de galaxias (un grupo de unas 40 galaxias cercanas), tras la galaxia de Andrómeda, ha venido creciendo a base de tragarse a otras galaxias menores y satélites a la nuestra.

Andrómeda se nos viene encima

Pero este proceso parece ser normal en el Universo. Todo tiende a la unificación. La Vía Láctea es el centro de un grupo de galaxias menores, casi todas satélites a la nuestra, y todas ellas en un futuro lejano acabarán por formar una supergalaxia. En el otro extremo del Grupo Local de galaxias, está la galaxia de Andrómeda, el doble que la nuestra con 200.000 millones de estrellas, y como si de un panal de abejas se tratara, ésta tiene a su alrededor una nutrida cohorte de galaxias satélites que terminarán sus días en el interior de la galaxia de Andrómeda.
La gravedad de la galaxia de Andrómeda se hará mayor y atraerá a la ya engordada Vía Láctea, formando una única y colosal galaxia. De hecho, nos acercamos a la galaxia de Andrómeda a una velocidad de 400.000 km/h, a esa velocidad llegaríamos a la Luna en una hora. Mientras tanto, vemos cómo la galaxia de Andrómeda es una gran depredadora y observamos a fecha de hoy cómo se “alimenta” de seis galaxias próximas. No obstante y según estudios hechos por la NASA utilizando el Telescopio Espacial Hubble, emplearemos unos 4.000 millones de años en darnos de bruces con la galaxia de Andrómeda y otros 2.000 millones de años en fusionarse en una sola galaxia. Todo parece que va muy lento, pero en realidad no, teniendo en cuenta los tamaños y las distancias. Somos nosotros los pequeños y efímeros.
Pero la cosa no termina aquí. Nuestro grupo de galaxias, es un insignificante grupo de un complejo mayor denominado el Supercúmulos de Virgo, que contiene unos 100 grupos de galaxias (miles de galaxias), casi todos los grupos mayores al nuestro y que giran en torno a un grupo más denso de galaxia denominado el cúmulo de Virgo, nuestro grupo gira entorno a él, aunque en la periferia. En total existen unas 10.000.000.000.000.000 masas solares (incluyendo la materia oscura), o lo que es lo mismo; 10 mil billones de estrellas como el Sol y esto es sólo un rincón del Universo: nuestra vecindad.
Resulta que la galaxia que se encuentra en las proximidades del centro de todo este complejo es una gigante entre las gigantes. Se denomina M 87 y es 200 veces más masiva que la nuestra incluyendo también la materia oscura que no venos, es decir, contiene 20 billones de masas solares o estrellas como el Sol. Esta galaxia junto a otras gigantes de sus proximidades, mantienen unido a todo el Supercúmulo de Virgo que gira a su alrededor y que actúa como centro de gravedad del mismo. M 87, es la gran devoradora de galaxias. Las galaxias gigantes, se han formado por canibalizar a otras, este es un claro ejemplo.

El superpoderoso M87

El caso de M 87 es poco visto. Contiene en su núcleo un agujero negro supermasivo de 6.600 millones de masas solares, es decir, es como una galaxia cuyas estrellas estuvieran concentradas en el espacio que ocupa el Sistema Solar, ¿se imagina 6.600 millones de estrellas dentro del Sistema Solar, donde sólo existe una estrella mediocre como es el Sol? La fuerza de gravedad que ejerce este agujero negro es implacable, engullendo y destruyendo estrellas. De él parte un chorro de materia o jet de 5.000 años luz de longitud (1 año luz equivale a 9,6 billones de km). M 87 es una poderosa fuente de rayos gamma, que son los de mayor energía, cuya intensidad es un millón de veces superior a la luz visible. Todo un monstruo galáctico con un increíble poder energético.
Pero M 87 puede estar preparando el futuro de todo el Supercúmulo de Virgo, incluyendo el nuestro. La fuerza de gravedad de M 87 es tal, que se han encontrado galaxias menores en su interior, lo que confirmaría en directo la teoría del canibalismo galáctico y el hecho de que las galaxias supergigantes se han formado a partir de otras.
M 87 cada vez posee más fuerza de gravedad, y seguramente se irá haciendo de toda la vecindad galáctica atrapando cada vez a más galaxias, hasta formar una superestructura inimaginable, que tirará de los cúmulos de galaxias que orbitan a su alrededor, entre ellos el nuestro y a nosotros. La gravedad resulta ser la fuerza más débil de las fuerzas fundamentales, pero su alcance es infinito y es tediosa, al final se sale con la suya. Esto mismo debe ocurrir con otros supercúmulos de galaxias, en cuyo centro domina una gran devoradora.
El separatismo parece que se está acabando, nuestros vecinos de Andrómeda ya nos están saludando y sin remedio, es imparable, no pueden hacer otra cosa que esperar a fundirse con nosotros. Los del cúmulo de Virgo y la galaxia M 87 tendrán que esperar más, pero terminaremos siendo amigos. Al final todo termina uniéndose, en un abrazo cósmico.
Miguel Gilarte Fernández es director del Observatorio Astronómico de Almadén de la Plata y presidente de la Asociación Astronómica de España.

miércoles, 22 de mayo de 2013

ROGUEMOS A DIOS POR UN BUEN ENTEDIMIENTO ENTRE LOS HOMBRES Y EL PODER BÉLICO

¿VENDRÁ LA TERDERA GUERRA MUNDIAL?
UN VIDEO PARA REFLEXIONAR.
Y PENSAR QUE CON EL CUMPLIMIENTO DE LO QUE ACONSEJA UN SÓLO LIBRO NO NECESITARÍAMOS  CÁRCELES NI EJÉRCITOS."EL EVANGELIO"

jueves, 9 de mayo de 2013

ASÍ ES LA JERARQUÍA DE LA IGLESIA CATÓLICA

Pese a que todos sus miembros comparten «una única misión», dentro de la Iglesia «hay diversidad de ministerios»
La Iglesia católica tiene una organización jerárquica, pero no se trata de un ejercicio de la autoridad al uso, como el que se puede dar en cualquier empresa o institución. La misión esencial de cualquier católico, desde el último bautizado hasta el propio Papa, es siempre la misma, el anuncio del Evangelio y el ejercicio de la caridad.
Pese a ello, dentro de la Iglesia hay una diversidad de ministerios, cuyas responsabilidades y tareas están reguladas por el Código de Derecho Canónico en el libro que se refiere al «Pueblo de Dios», en concreto, la sección II sobre «La constitución jerárquica de la Iglesia».
1. El Papa. Elegido por los cardenales electores durante el cónclave, el Papa representa a Cristo en la Tierra, por eso se le denomina el Vicario de Cristo. En el Santo Padre permanece la función que el Señor encomendó singularmente a Pedro, primero entre los apóstoles. Además es la cabeza del colegio de obispos, que le prestan su cooperación de distintas maneras, al igual que los cardenales.
2. Los cardenales. Son «creados» por el Papa. Los que tienen menos de 80 años de edad pueden votar al nuevo Pontífice en caso de que se celebre el Cónclave. Asisten al Santo Padre tanto colegialmente, cuando son convocados para tratar juntos cuestiones de más importancia, como personalmente, mediante los distintos oficios que desempeñan, ayudando al Pontífice sobre todo en su gobierno cotidiano de la Iglesia universal. Para poder ser nombrado cardenal basta con ser sacerdote, aunque el candidato deberá recibir la ordenación episcopal antes de recibir el anillo y la birreta de manos del Santo Padre.
3. Los obispos. Ejercen una triple misión: enseñar, santificar y gobernar una porción de la Iglesia con un criterio propio, como cada uno de los sucesores de los Apóstoles. Ningún obispo, aunque haya sido nombrado cardenal, tiene autoridad sobre otro, sino que cada uno depende directamente del Papa.
En sus respectivas diócesis, son responsables de atender a sus presbíteros; cuidar de que cumplan debidamente las obligaciones propias de su estado, y de que dispongan de aquellos medios e instituciones que necesitan para el incremento de su vida espiritual e intelectual.
Ayudados por los presbíteros, sus colaboradores, y por los diáconos, los obispos tienen la misión de enseñar auténticamente la fe, de celebrar el culto, sobre todo la Eucaristía, y de dirigir su Iglesia como verdaderos pastores.
Para poder ser nombrado obispo se requiere que el interesado sea: linsigne por la firmeza de su fe, tenga buenas costumbres, buena fama y cuente con al menos treinta y cinco años. También tiene que llevar al menos cinco años de presbítero y ser doctor o al menos licenciado en Sagrada Escritura, teología o derecho canónico, o al menos verdaderamente experto en esas disciplinas.
4. Los párrocos. Es el pastor propio de la parroquia que se le confía, y ejerce el cuidado pastoral de la comunidad que le está encomendada bajo la autoridad del obispo diocesano. Entre sus tareas está la de conocer a los fieles que se le encomiendan. Para ello, visita las familias, a los enfermos, especialmente a los moribundos, fortaleciéndoles con la administración de los sacramentos. También está pendiente de los pobres y de aquellos que sufren especiales dificultades.
5. Los fieles laicos. Son los encargados de descubrir o de idear los medios para impregnar de vida cristianas las realidades sociales, políticas y económicas. Están llamados a ser testigos de Cristo en todas las cosas, también en el interior de la sociedad.

sábado, 4 de mayo de 2013

POESÍA EN HOMENAJE A TODAS LAS MADRES EN EL DÍA A DÍA DE SU CONTÍNUO AMOR A LOS HIJOS

“A MI MADRE”
“Siempre gratitud”
 
Madre, cuántas noches de desvelo,
Cuánto sufrimiento y anhelo,
Tú me trajiste a este mundo,
En tus tiernos brazos abrí los ojos.
 
Cuánta ingratitud para tanto sacrificio,
Tú me enseñaste a reír,
Me consolaste cuando lloraba,
Me arropabas cuando tenía frío.
 
Siempre me protegiste frente el adversario,
Tú me aconsejaste hacia el bien,
Justificaste mis faltas,
Me protegiste del enemigo,
 
Lloraste y reíste a mi lado,
Luchaste para educarme,
Me enseñaste a caminar por la vida,
Tú vigilaste mis titubeantes primeros pasos..
 
Hoy, madre, te recuerdo agradecido,
Nunca podré compensar tanta entrega,
Nada pediste a cambio,
Todo lo diste con amor desmedido.
 
Autor José Ángel Miyares Valle.
 
 

jueves, 2 de mayo de 2013

¿CUÁNTAS PERSONAS POBRES HAY EN EL MUNDO?¿QUÉ HACEMOS NOSOTROS?

VER VIDEO DE LA POBREZA
 
Algunas cifras propuestas por el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo:
  • Más de mil millones de seres humanos viven con menos de un dólar por día.
  • 2.800 millones de personas, es decir, cerca de la mitad de la población mundial, viven con menos de 2 dólares por día.
  • 448 millones de niños sufren de bajo peso.
  • 876 millones de adultos son analfabetos, de los cuales dos terceras partes son mujeres.
  • Cada día, 30.000 niños menores de cinco años mueren de enfermedades que podrían haber sido evitadas.
  • Más de mil millones de personas no tienen acceso al agua potable.
  • El 20% de la población mundial posee el 90% de las riquezas.
El Movimiento ATD Cuarto Mundo realiza estudios cualitativos sobre la extrema pobreza a través de su Instituto de Investigación, pero no es un organismo productor de estadísticas. Desde los años 60 el Movimiento Cuarto Mundo ha pedido a los poderes públicos, en cada uno de los países en los que está presente, primero en Europa y después a nivel mundial, que se dotaran de los medios para medir de manera rigurosa cuantas personas eran víctimas de la extrema pobreza y cuáles eran los efectos de las políticas realizadas vencer la miseria.
Poco a poco se han realizado estudios, sobre todo estadísticas sobre los ingresos por persona y familia, pero también sobre el acceso al trabajo, al alojamiento y al sistema sanitario, al sistema educativo y de formación para adultos. Los podemos encontrar en los documentos de organismos mundiales como el Banco Mundial y el PNUD, o en el órgano estadístico europeo Eurostat y en los informes nacionales de estadística por países.
Sin embargo constatamos que, en la mayor parte de las ocasiones, no hay un examen simultáneo que permita medir cuantas personas o familias acumulan circunstancias difíciles (falta de ingresos, de alojamiento, de trabajo, de acceso al sistema sanitario, de escolaridad, etc.) y desde hace cuánto tiempo. Porque sabemos que las personas y familias más pobres se encuentran en esta situación de manera permanente.
El Movimiento ATD Cuarto Mundo pide a los organismos que realizan las estadísticas que trabajen con representantes de las personas más pobres para definir juntos los indicadores participativos de la lucha contra lo pobreza y la exclusión.

DOS PAPAS JUNTOS EN EL VATICANO

Benedicto XVI, junto al Papa Francisco / AFP
El Papa emérito ha regresado este jueves tras pasar dos meses en Castel Gandolfo.
 
El Papa emérito Benedicto XVI ha llegado al Vaticano a las cinco menos diez de la tarde. Ha viajado en el mismo helicóptero que utilizó el pasado 28 de febrero para trasladarse desde Roma a Castel Gandolfo. El Papa Francisco le ha recibido en la puerta del ex-monasterio «Mater Ecclesiae» y le ha acompañado a la capilla.
Federico Lombardi, portavoz de la Santa Sede asegura que «Benedicto XVI está muy contento de regresar al Vaticano, y que desea dedicarse a servir a la Iglesia sobre todo con la oración».
Aunque es la primera vez en la historia que hay al mismo tiempo dos sucesores de Pedro en el Vaticano, es la segunda vez que Francisco se reúne con su predecesor. El primer encuentro tuvo lugar en Castel Gandolfo el pasado sábado 23 de marzo. Desde entonces han hablado por teléfono al menos en cuatro ocasiones.
 
Antes de encontrar al Papa Francisco, al pie de la escalerilla Benedicto XVI ha sido recibido por tres cardenales, el Secretario de Estado Tarcisio Bertone, el cardenal decano Angelo Sodano, y el gobernador del Estado Ciudad del Vaticano Giuseppe Bertello.
En pocos minutos Benedicto ha llegado a su nuevo hogar. Aquí vivirá de ahora en adelante junto a su secretario monseñor Georg Gaenswein, las cuatro laicas consagradas del movimiento Comunión y Liberación y su nuevo asistente, un diácono flamenco que habla perfectamente alemán.
El sobrio monasterio de cuatro plantas y un total de 200 metros cuadrados ha sido acondicionado para su nuevo huésped. La habitación del Papa emérito está en la planta baja para que no tenga que subir y bajar escaleras.
Han preparado también una habitación para Georg Ratzinger, de 88 años y único pariente vivo de Benedicto XVI. Habitualmente reside en Regensburg, Alemania, pero a partir de ahora pasará largas temporadas en esta casa.
 
El edificio ha sido también residencia de empleados de Radio Vaticana. Juan Pablo II la convirtió en monasterio de monjas de clausura hace unos veinte años. Por turnos, desde 1994 han pasado por allí clarisas, carmelitas descalzas, benedictinas y hermanas de la Visitación. Según el Osservatore Romano, Benedicto XVI hará lo mismo que estas religiosas: ayudar con la oración al Papa.
«Quisiera trabajar por el bien común y el bien de la Iglesia y de la humanidad con mi corazón, con mi alma, con mis oraciones, con mis reflexiones, con toda mi fuerza interior», adelantó Benedicto desde el balcón de Castel Gandolfo horas antes de que fuera efectiva su renuncia. Fueron sus últimas palabras como Papa. Ahora, desde un ex-monasterio a pocos minutos a pie de Casa Santa Marta, la residencia del Papa Francisco, las pondrá en práctica.

SI LA RIQUEZA ESTUVIERA MEJOR REPARTIDA EN EL MUNDO NO HABRÍA HAMBRE

VEAN ELVIDEO"DE QUÉ IMPORTA QUE GANES EL MUNDO SI PIERDES TU ALMA"