Loading...

martes, 8 de noviembre de 2011

EL LAICISMO



¡QUOD VADIS, DOMINE¡

Es muy preocupante ver la Iglesias casi vacías de feligreses y estos casi todos mayores. Se supone que tan sólo acuden   a la misa los días de precepto menos del 1% de los llamados católicos creyentes.
Los seminarios están la mayoría cerrados y los que permanecen abiertos tan solo tienen el testimonio de algún seminarista, el  clero envejecido y lo que es peor cansado,  apático y rutinario, sin ilusiones, las iglesias y conventos en ruinas o dedicadas a otros menesteres, culturales a veces no tan culturales como salas de fiestas o restaurantes y pubs.
He preguntado a algunos sacerdotes que pasaría si esta decadencia pastoral continua.¿Quién enterraría a los muertos? y me dijeron que tendrían que hacerlo los vecinos o familiares a semejanza del antiguo Oeste cuando no existía el pastor y morían en el trayecto de las viejas caravanas hacia la tierra prometida..Esto quiere decir que hemos retrocedido en el tiempo y la Iglesia se ha detenido, no ha evolucionado como pretendía el concilio Vaticano II del papa Santo Juan XXIII.
La situaciones es muy preocupante para una sociedad llamada católica pero sobre todo para cualquier persona que debe de tener una determinada espiritualidad sea de la índole que sea, partiendo del principio básico del derecho natural inherente al hombre, sin caer en la manipulación pues ahí estaríamos hablando de la perversión de la religiosidad cayendo en el sectarismo que tanto abunda actualmente. Debido a esta falta de cierta espiritualidad se llegado un materialismo desbordante basado en la competitividad y el individuismo pues “vales tanto como tienes”. Se educa para poseer cosas, para el consumo, para desear tener mejor coche , casa, yate, vacaciones de lujo, hijos estudiando en los colegios más caros etc. pero no tienen tiempo para hablar con su familia, amigos, el hombre es una continua prolongación del trabajo, con el ordenador incorporado, Los tfnos. Móviles y La Ipod, le faltan manos pero ha olvidado que tienen un solo corazón necesitado de expresar sentimiento, que en cualquier momento puede explotar a causa de  un infarto inmisericorde. Estas personas está insatisfechas no son felices porque tienen que poseer más y más sin descanso, sin pararse a contemplar el paso de la vida, la evolución de la naturaleza, el universo estrellado, los trinos del los pájaros, el murmullo del río, el susurro del viento, los copos de la nieve, las flores del primavera, los ocres de las hojas en otoño, el crepitar de la leña en la chimenea, escuchar con ojos cerrados a los clásicos o las ultimas melodías, las sonrisas de sus hijos, la armonía la familia, el cariño de los suyos,  de su amigos etc. es una maquina, hombre robotizado, de producir bienes y de devorarlos necesitan todas las cosas del mundo y no se conforman con nada viven en permanente ansia de necesidad de cosas materiales sin embargo sería mucho más humano si se hubieran educado en valores y practicaran la espiritualidad tan necesaria para la convivencia y que la venía transmitiendo  la  Religión Católica amen de otras religiones pero ahora en decadencia por lo que la jerarquía de la iglesia  debe de tomar tierra y adaptarse a los nuevos tiempos o rectifica o desaparece.

No hay comentarios:

Publicar un comentario